Antonio Machado
(Sevilla, 1875 - Colliure, 1939)

Antonio Machado, nació en Sevilla en 1875 y murió en Coillure (Francia) en 1939. Poeta, dramaturgo y narrador español, figura emblemática de la Generación del 98. A Baeza llegó Antonio Machado a últimos de octubre de 1912, para tomar posesión de su cátedra de Lengua francesa en el Instituto de la ciudad, venía de Soria herido en el alma por la pérdida de su esposa Leonor.
Desde mi ventana, (campo de Baeza, a la luna clara! ¡Montes de Cazorla, Aznaitín y Máginal ¡De luna y de piedra también los cachorros de Sierra Morena!
2
Sobre el olivar, se vio a la lechuza volar y volar. Campo, campo, campo. Entre los olivos, los cortijos blancos. Y la encina negra, a medio camino de Úbeda a Baeza.
Por un ventanal, entró la lechuza en la catedral. San Cristobalón la quiso espantar, al ver que bebía del velón de aceite de Santa María. La Virgen habló: Déjala que beba, San Cristobalón.
Sobre el olivar, se vio a la lechuza volar y volar. A Santa María un ramito verde volando traía. ¡Campo de Baeza, soñaré contigo cuando no te vea!
Nuevas canciones (1924).

Baeza



Baeza se encuentra en el centro de la provincia de Jaén.

Su ubicación ha favorecido el paso de distintos pueblos y culturas: íberos, romanos y musulmanes.

En la actualidad es conocida por sus numerosos monumentos: es uno de los municipios de España con más edificios del Renacimiento.

En el siglo XVI fue sede universitaria y hoy alberga una de las sedes de la Universidad Internacional de Andalucía.

El poeta Antonio Machado residió en Baeza entre 1912 y 1919, y fue profesor de francés en el Instituto del municipio.

A continuación presentamos un recorrido por los edificios renacentistas más emblemáticos de la ciudad.

De la mayoría de edificios existen guías con más información en la oficina de turismo, pero en esta guía se recogen los principales datos relacionados con la accesibilidad.

Antonio Machado

Leer más
Antonio Machado, nació en Sevilla en 1875 y murió en Coillure (Francia) en 1939. Poeta, dramaturgo y narrador español, figura emblemática de la Generación del 98.
A Baeza llegó Antonio Machado a últimos de octubre de 1912, para tomar posesión de su cátedra de Lengua francesa en el Instituto de la ciudad, venía de Soria herido en el alma por la pérdida de su esposa Leonor.

I
Desde mi ventana,
(campo de Baeza,
a la luna clara!
¡Montes de Cazorla,
Aznaitín y Máginal
¡De luna y de piedra
también los cachorros
de Sierra Morena!

II
Sobre el olivar,
se vio a la lechuza
volar y volar.
Campo, campo, campo.
Entre los olivos,
los cortijos blancos.
Y la encina negra,
a medio camino
de Úbeda a Baeza.

III
Por un ventanal,
entró la lechuza
en la catedral.
San Cristobalón
la quiso espantar,
al ver que bebía
del velón de aceite
de Santa María.
La Virgen habló:
Déjala que beba,
San Cristobalón.

IV
Sobre el olivar,
se vio a la lechuza
volar y volar.
A Santa María
un ramito verde
volando traía.
¡Campo de Baeza,
soñaré contigo
cuando no te vea!


Nuevas canciones (1924).
 

Verde:
Cumple con los requisitos para el uso adecuado de las personas con discapacidad, considerando la deambulación, localización, comunicación y orientación, con la posibilidad de ayuda puntual.

Naranja:
Cumple algunos requisitos anteriormente mencionados para las personas con discapacidad, que pueden requerir ayuda de terceros/as.

Azul:
No cumple con los requisitos anteriormente mencionados, lo que no impide que se realice el recorrido aunque existen fuertes condicionantes que lo dificultan (pavimentación, pendientes y señalización de cruces).

 

Indicaciones de la Ruta

CLIC aquí para Abrir / Cerrar

Iniciamos la ruta en la calle San Pablo en la que se encuentran los siguientes edificios monumentales: Iglesia de San Pablo (1) Casa de los Perea, Casa Cabrera, Casa Acuña, Palacio Cerón y Palacio de Los Salcedo o de los Condes de Garcíez (2).

A lo largo de la ruta existen placas metálicas encastradas en el suelo con información escrita sobre los mismos, que ayuda a localizar el acceso.

A mitad de tramo, en el encuentro con la calle General Cuadros, en perpendicular y señalizada horizontalmente, existe una plaza de estacionamiento reservado.

Se trata de una calle con todo el pavimento a nivel de losas de granito y de uso principalmente peatonal, aunque tiene tramos que permiten el tráfico rodado, y que se identifican por un cambio en el pavimento que pasa a ser empedrado en continuidad con el pavimento de las calles que interseccionan.

La calle con buena iluminación, dispone de dos bandas laterales junto a las fachadas que pueden servir como elemento de guía para las personas usuarias de bastón blanco y una banda central en la que de forma puntual se ubican terrazas estando separadas las bandas por elementos alineados de mobiliario urbano, tales como bancos de descanso, farolas o jardineras.

Continuamos con la misma deambulación hasta el final de la calle, llegando a la Plaza de España, donde giramos a la derecha tomando la calle San Francisco. El primer tramo de esta calle tiene una zona amplia pavimentada con grandes piezas piedra llagueadas, que discurre bajo soportales, elevada con respecto al nivel de la calle, y paralela a esta zona porticada discurre la calle a nivel con banda de trafico rodado y una banda estrecha de paso peatonal.

En este punto nos encontramos con uno de los hoteles que cuenta la ciudad y que presenta un alto grado de accesibilidad. Avanzamos y llegamos a la Iglesia de la Purísima Concepción (3). Continuamos hasta el paso de peatones señalizado en la calzada y flanqueado por bolardos metálicos. Cruzamos al otro lado de la calle y desembocamos en el Pasaje Cardenal Benavides donde se encuentra el Ayuntamiento (4). Este pasaje cuenta con una zona de tránsito peatonal de losa de granito junto a la fachada del Ayuntamiento, está libre de obstáculos y recrecida sobre el nivel de calzada cuyo desnivel se salva con escalones entre tramos de ajardinamiento. Al otro lado de la calle discurre otro tramo de banda peatonal a nivel de la calzada, separado por árboles en alcorques sin proteger, con pavimento de canto rodados.

Al final de esta calle giramos a la izquierda para dirigirnos al Paseo de la Constitución, por una calle a nivel con bandas peatonales en los laterales pavimentadas por losas de granito y calzada central adoquinada. Las bandas se separan con unas jardineras de obra de difícil identificación.

Al término de la calle Gaspar Becerra giramos a la derecha y bordeamos el paseo de la constitución perimetralmente, recorriéndolo en su primer tramo hasta la zona de soportales por una banda de escasas dimensiones y pavimento irregular. En este recorrido hay que realizar cruces que no están señalizados donde se encuentra señalizada una plaza de estacionamiento reservado. El segundo tramo que discurre bajo soportales es amplio y pavimentado con piezas de piedra llagueadas.

Cruzamos el paso de peatones únicamente señalizado en la calzada y avanzamos hasta la plaza del pópulo donde se encuentra la Oficina de Turismo (5), el arco de Villalar, la Puerta de Jaén, la Casa del Pópulo, la Fuente de Los Leones y las Antiguas Carnicerías.

La plaza, bien iluminada, se encuentra pavimentada toda al mismo nivel con losas de granito, libre de obstáculos con una fuente ornamental en el centro. Rodeando dicha fuente, el pavimento es de cantos rodados con motivos ornamentales. En uno de los lados de la plaza, se permite el tráfico rodado. Esta zona se separa mediante unos pedestales de granito unidos por cadenas metálicas.

Regresamos para continuar bordeando la plaza de la constitución por una calle de pavimento de losas de piedra con acerado estrecho hasta llegar a los Portales Mercaderes donde se encuentra señalizada una plaza de estacionamiento reservado.

Esta zona es muy ancha pero existen numerosas terrazas que estrechan el paso, lo que obliga a deambular pegado a la fachada.

Continuamos por los soportales hasta llegar a la plaza de España. En este tramo la pavimentación es de baldosas de barro cocido. Destacar que los encuentros con los pasos de peatones se disponen unos elementos de cerrajería metálica colocados de forma transversal a la dirección de la marcha.

Nos dirigimos a la calle Obispo Narváez, de amplias dimensiones, elevadas sobre la calzada, con aceras anchas pavimentadas con piezas de granito al corte. En la parte exterior de la acera, junto a la calzada, se disponen las farolas, señales y los árboles en alcorque sin protección. La calzada para el tráfico de vehículos está adoquinada.

Continuamos hasta llegar a la intersección con la calle compañía donde se encuentra señalizada una plaza de estacionamiento reservado. Tomamos la calle compañía, calle de plataforma única, con dos amplias bandas peatonales en los extremos, libres de obstáculos y pavimentada con losas de granito al corte en las que se disponen bancos de descanso en el lado exterior y una banda central para el tráfico rodado adoquinada. En esta calle se encuentra el Antiguo Cuartel de Sementales (6) y un parking público.

Seguimos hasta el final de la calle para adentrarnos en el casco antiguo.

Aquí encontramos la Iglesia de la Santa Cruz (7) y el Palacio de Jabalquinto (8).

Hasta aquí el recorrido es a nivel, disponiendo en el algunos tramos de ligera pendiente que es prácticamente inapreciable.

A partir de este punto en el que se inicia el casco antiguo, tanto el pavimento como la pendiente del recorrido cambian y pasan a ser más perceptibles. El pavimento es adoquinado, enchinado y con guijarros y la pendiente bastante acusada.

Tomamos la cuesta de San Felipe, en dirección a la Catedral, que bordearemos por su perímetro. Antes de llegar a la calle cobertizo, espacio totalmente peatonal, de estrechas dimensiones y flanqueado por muros de piedra se encuentra señalizada una plaza de estacionamiento reservado. Al término de esta calle, encontramos el acceso de visita a la Catedral (9) por puerta de la luna, donde de nuevo cambia el pavimento a losas de piedra llagueada.

Continuamos de nuevo el trayecto donde encontraremos la fachada principal de la Catedral y desde ahí en pendiente descendente encontraremos la Fuente de Santa María y el Seminario San Felipe Neri (10).

Bajamos de nuevo la cuesta San Felipe y giramos a la izquierda para adentrarnos en la calle Beato Ávila, con pavimentación similar a la calle cobertizo pero con pendiente prácticamente nula, donde encontramos la Antigua Universidad (11) antes de la llegada al arco del barbudo.

Atravesamos el arco, para adentrarnos en la calle alto de las escuelas, con tramos alternos ascendentes y descendentes y pavimento de guijarros. En este punto comenzamos la última calle del recorrido, calle barbacana que comienza en una plaza en la que se encuentran vehículos estacionados de forma arbitraria y bancos de piedra para el descanso. El pavimento de esta calle es de piezas de piedra y finaliza de nuevo en la calle obispo Narváez donde finaliza la ruta.

Durante la ruta, o una vez finalizada se puede visitar el paseo de la constitución. La plaza de España se encuentra sobre-elevada con respecto al paseo y este desnivel se salva mediante dos escalones y una pequeña rampa situada en el lado derecho junto a un quiosco.

El paseo es una zona estancial y dispone de zonas de descanso con bancos y sombras y zona de juego infantil. Su pavimento es: en las aceras baldosas de hormigón prefabricado y la zona central, de piezas de granito.

(*) No existe en ninguno de los edificios mencionados de la ruta bucle magnético ni señalética en diferentes formatos (braille, alto relieve, sonoro) y carece de señalización informativa y direccional.